Veinticuatro especies de malezas ya resisten a los herbicidas en la Argentina
 

Veinticuatro especies de malezas ya resisten a los herbicidas en la Argentina

FAUBA 09-04-2024 agricultura
Veinticuatro especies de malezas ya resisten a los herbicidas en la Argentina

Compartir en:


La aplicacin continua de estos agroqumicos elev los casos de resistencia. Un estudio registr la mayor cantidad con el uso de glifosato, en soja y sobre todo en Buenos Aires, Crdoba y Santa Fe. Por: Sebastin M. Tamashiro

(SLT-FAUBA) Desde hace casi dos dcadas, la agricultura nacional depende del uso de agroqumicos. Esto increment la cantidad de malezas resistentes a los herbicidas. Un estudio de la Facultad de Agronoma de la UBA (FAUBA) seal que 24 especies distintas ya resisten a diferentes productos en los campos del pas, en particular en Buenos Aires, Santa Fe y Crdoba. La mayor cantidad de casos se observaron con el glifosato, en el cultivo de soja y en las malezas gramneas. Se puede combatir el problema?

A mediados de los aos 90, la forma de producir en el agro argentino cambi hacia sistemas basados en la siembra directa y en los cultivos transgnicos tolerantes a herbicidas. Este uso masivo y constante de productos para controlar malezas tuvo consecuencias preocupantes. Desde 2010, la cantidad de especies resistentes a herbicidas aumenta de manera ininterrumpida, afirm Fernando Oreja, autor principal del trabajo publicado en la revista cientfica Weed Research. Por eso, diagnosticamos el problema para desarrollar estrategias ms efectivas de manejo de malezas, agreg.

Oreja coment que junto con un equipo de la FAUBA registr un total de 24 especies de malezas resistentes a herbicidas. Ms de la mitad son gramneas.

En el cultivo de soja identificamos 19 especies resistentes, 13 en maz y 10 en trigo y cebada. Adems, por lejos, el glifosato fue el herbicida que gener ms casos de resistencia, con un 92%. Estas resistencias se observaron, sobre todo, en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Crdoba, destac Fernando. El investigador, actualmente en la Universidad de Oregn, explic que en Buenos Aires predominan las malezas de invierno resistentes relacionadas al cultivo de trigo. Por su parte, en Crdoba y Santa Fe, las principales son los yuyos colorados y otras especies de verano ms asociadas a la produccin de soja y de maz.

Manejo integrado de malezas
Oreja asegur que en las zonas donde la produccin es ms intensiva se registran ms casos de resistencia. Los herbicidas actan como factor de seleccin. Esto significa que, en los lotes, ao a ao se multiplican aquellas plantas que sobreviven a las aplicaciones.

Segn el investigador, para combatir este proceso se debera remover el herbicida que selecciona a las plantas que poseen la capacidad de sobrevivir. Como esto no es sencillo, la propuesta es adoptar un manejo integrado de malezas en el cual la aplicacin del herbicida sea una medida ms dentro de la caja de herramientas.

Y aadi: El manejo integrado de malezas incluye realizar prcticas para mejorar la ventaja competitiva de los cultivos; por ejemplo, modificar la distancia entre surcos, la densidad o las fechas de siembra, o adoptar cultivos de cobertura para prevenir que las plantas resistentes produzcan semillas. Y por supuesto, rotar cultivos y realizar controles mecnicos cuando sea posible.

En cuanto al herbicida, si se decide mantenerlo conviene aplicarlo alternado entre aos o usar otro que acte de forma distinta sobre las malezas. Adems, hay que usar las dosis comerciales en los momentos adecuados, observ Fernando.

Estamos activos

Oreja subray que el manejo integrado es proactivo y se debe tomar antes de que aparezca el problema en el lote. Implementarlo requiere tiempo y estudio. Entendemos que puede ser complejo para los asesores o los productores porque deben atender varios frentes en su da a da.

Sin embargo, otros trabajos de la FAUBA los encuestaron para ver en qu medida adoptan prcticas de manejo integrado de malezas. Los resultados muestran que los asesores y los productores agropecuarios eligen cada vez ms esta estrategia, reflexion a modo de cierre.

Compartir en:


agricultura