Un mapa revela la creciente resistencia de una maleza al glifosato
 

Un mapa revela la creciente resistencia de una maleza al glifosato

FAUBA 22-09-2023 agricultura
Un mapa revela la creciente resistencia de una maleza al glifosato

Compartir en:


Un estudio de la FAUBA relev los casos de Eleusine indica, o pie de gallina, resistentes al famoso herbicida en diversos sitios de la Argentina. Hasta el momento, se dieron en seis provincias y se concentraron en el este de Tucumn y en el centro y sur de Crdoba. Se puede prevenir? Por: Sebastin Tamashiro (SLT-FAUBA) Millones de litros de glifosato se aplican cada ao en la Argentina con el objetivo de controlar las malezas en los cultivos. Su uso continuo durante dcadas gener diversos problemas, uno es el aumento de la resistencia al herbicida. Un equipo de investigacin de la Facultad de Agronoma de la UBA (FAUBA) analiz el fenmeno en la especie Eleusine indica, o pie de gallina, y gener un mapa que muestra los casos de resistencia en diversas regiones de la Argentina. Se detect en seis provincias y la mayor cantidad se dio en el este de Tucumn y en el centro y sur de Crdoba. El grupo de estudio enfatiz la necesidad de adaptar los manejos agronmicos para prevenir que los casos incrementen. En las poblaciones de malezas existen individuos que tienen la capacidad de sobrevivir o de eludir el efecto del glifosato. Si bien estos individuos son preexistentes a las aplicaciones, el uso recurrente del mismo producto a lo largo del tiempo genera un ambiente que los favorece y hace ms evidente su presencia. Es un problema que sucede cada vez con mayor frecuencia y en cada vez ms especies, explic Natalia Moreno, becaria posdoctoral en el instituto IFEVA (UBA-CONICET). El equipo que integra Moreno se centra en el estudio de Eleusine ndica, tambin conocida como pie de gallina, una maleza anual que aparece en los cultivos de verano. En el 2012, se report la primera resistencia de esta especie al glifosato en la provincia de Tucumn, y con los aos se convirti en un desafo en ms provincias. En este sentido, resulta clave conocer dnde se da y se concentra la resistencia al glifosato de E. ndica en la Argentina. Por eso, relevaron casos en seis provincias y encontraron resistencia en todas: Tucumn, Santiago del Estero, Entre Ros, Santa Fe, Crdoba y Buenos Aires. Adems, detectaron dos zonas de alto riesgo: el este de Tucumn y el centro y sur de Crdoba. Estas regiones demostraron una mayor cantidad de poblaciones resistentes y altos ndices de resistencia al glifosato, sostuvo Moreno. Si bien todas las poblaciones evaluadas presentaron resistencia al glifosato, tuvieron distinto porcentaje de supervivencia. El 80% de las poblaciones analizadas mostr ms de un 20% de supervivencia, y el 20% restante present valores menores, resalt Natalia, y aadi: estos resultados, sumados a otros de trabajos previos, nos hacen sospechar que las distintas poblaciones tienen diferentes mecanismos de resistencia. Asimismo, indic que, como parte de sus estudios, caracteriza los tipos de resistencias presentes en el rea muestreada. Nuestra lnea de investigacin busca entender cmo vara la abundancia de los individuos resistentes generacin tras generacin en diferentes ambientes, expuestos al herbicida a lo largo del tiempo. Las claves de la resistencia Para analizar y combatir esta propiedad de las malezas, Moreno cont que aplican la dosis de herbicida que usualmente se usa a campo a poblaciones sospechosas de presentar resistencia como tambin a otras ya identificadas como resistentes y susceptibles, y evalan el porcentaje de supervivencia de los individuos. Luego, tambin analizamos distintas dosis, tanto superiores como inferiores a la de campo. Adems, investigamos los mecanismos de resistencia y sus consecuencias en el desarrollo de las plantas. En ese marco, agreg: Si bien se tiende a pensar que la resistencia tiene un costo fisiolgico o reproductivo para el individuo resistente, hay que evaluarlo en cada situacin particular. Por un lado, se sabe que en ausencia de herbicida existe un resistente que se comporta prcticamente igual que el susceptible tanto en cantidad de semillas como en acumulacin de biomasa. Por otro lado, otro tipo de individuo resistente presenta menor tamao y cantidad de semillas que el susceptible. Para finalizar, Moreno seal que para combatir la resistencia al herbicida hay que realizar un conjunto de diferentes estrategias que incluyen evitar el uso del mismo herbicida de forma continua, ser cuidadosos con las dosis y los tiempos de las aplicaciones, y rotar cultivos. Lo que se conoce como manejo integral de las malezas. Los ingenieros agrnomos desempean un papel crucial en la implementacin de estas prcticas.

Compartir en:


agricultura